es la herramienta más popular para crear y es considerada por muchos como la forma más útil y accesible para representar visualmente nuestra empresa a la audiencia. Una presentación eficaz permite mejorar la relación entre el presentador y la audiencia. Y detrás del presentador está la empresa. Pero, ¿cómo comunicarle a tu empresa de la gran importancia que tiene una cuidadosa planificación de las diapositivas de una presentación de PowerPoint?

Etapas en la planificación de una presentación

Muchos factores afectan a un buen diseño de presentación. Sobre todo tenemos que tener en cuenta que “una presentación en manos de los clientes marca considerablemente la imagen que tienen de nosotros

1. Objetivos

¿Para quien estamos haciendo la presentación? Un error muy común y hasta comprensible es la de usar la misma plantilla PowerPoint para todos los clientes, cambiando logos, imágenes y contenido. Hay que pensar que es lo que tu público quiere entender. No es lo mismo una presentación para un banco que para una tienda de ropa desenfadada. Algunos clientes querrán detalles técnicos y otros precios y servicios.

2. Audiencia

¿Qué sabe tu público sobre el tema? Hay que ser consciente de que si trabajamos con diferentes clientes y sectores, es complicado disponer de información para dirigirnos con la suficiente calidad. Esto podría implicar evitar en lo posible, el lenguaje técnico o explicar conceptos abstractos con ejemplos metafóricos. Si no tenemos en cuenta las necesidades de la audiencia, nos costará mucho lograr despertar su interés e imaginación.

3. Exposición

¿Dónde va a realizarse la presentación? Este punto es más importante de lo que parece, y se suele obviar hasta el Minuto Cero. Una sala de conferencias podría necesitar una exposición más formal y una sala de reuniones un tono más desenfadado. Repito que hemos de darnos cuenta de que en gran medida esa presentación va a ser la primera imagen que se haga de nosotros el cliente, un auditorio, unos alumnos o con los propios empleados cuando se trata de algo interno.

4. Compromiso

Es  casi seguro que también se habrá designado un tiempo para su presentación; esencial atenernos a esto. Es posible que te pidan presentar un documento en un determinado estilo o cumplir con ciertos criterios de evaluación. De poco servirá crear muchas diapositivas si el tiempo de exposición es mínimo. Seguramente nos dejemos lo más importante en las páginas finales y daremos una mala impresión o al no seguir la línea corporativa resultar aburrida.

Conclusión

Menos es más. Eliminar lo superfluo y distribuir de forma atractiva y profesional la información, refleja tu empresa y su calidad. Recuerda que tu PowerPoint es un documento que facilita el discurso comercial y que puede convertirse en viral.

Si tu empresa no cuenta con el suficiente tiempo, autonomía e infraestructura creativa para una planificación eficaz de una presentación PowerPoint para una empresa, puedes contar con la ayuda de profesionales con gran experiencia en todo tipo de presentaciones y documentos interactivos e infografías que te van a asegurar la presentación perfecta.

Si quieres ampliar información puedes visitar mi anterior artículo sobre cuestiones relacionadas con el diseño en PowerPoint.