Seleccionar página

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar“.

Cuando acabéis de leer este artículo, comprenderéis porque empiezo con el inicio del poema Cantares de Antonio Machado. Te invito a ello.

En internet todo evoluciona y parece ser que muchos profesionales del seo quiere darse cuenta. Supongo porque se piensa que va a ser más difícil controlar el trabajo de posicionamiento y más complicado aplicarse medallas cuando al cliente se le tenga que informar del ránking posicionado de sus palabras claves.

Hay un efecto en Google que cada vez ocurre con más frecuencia. Adwords está haciendo algo que antes se llamaba retarteging o remarketing. Por ejemplo, si hacemos una búsqueda por “auriculares”, Google se anota tu resultado de que te gustan los auriculares. Si luego busco por “viajes a Italia”, encontrarás que te muestra anuncios sobre auriculares.

Lo que ha hecho Google en su segunda búsqueda es intentar anticiparse a lo que yo quiero buscar y mostrarte anuncios de lo que Google cree que tu quieres ver, no de lo que acabas de buscar, que en este ejemplo, poca relación guarda ambas búsquedas.búsqueda Google

Esto lo está haciendo con Adwords y cuando funciona en sus anuncios acaba pasando sus efectos al SEO.

Con el boom del CTR en el 2014, la métrica que indica el nivel de calidad de Adwords, Google comprobó que funcionaba y que todo lo que tiene resultado en Adwords es extrapolable para incorporarlo en SEO.

Google ya empieza a despedazar la columna de la derecha de su buscador para eliminar sus propios anuncios porque quiere que el diseño sea puramente mobile y luego para escritorio. Google AdWords visualizará 4 anuncios en la parte superior de los resultados de búsqueda, ningún anuncio en la barra lateral y 3 anuncios adicionales en la parte inferior de los resultados de búsqueda. Seguidamente se mostrarán las búsquedas locales seguido de las imágenes y vídeos de Youtube y el seo se verá relegado a las más embarradas trincheras al final de todo. Estos cambios sustituyen a la habitual fórmula de la parte superior, inferior y los anuncios de AdWords de la barra lateral, dependiendo del resultado de la búsqueda.

La sección lateral ha estado dedicada a mostrar tarjetas de información de varios tipos desde hace tiempo, y supuestamente la apuesta de Google es continuar por ese camino. Los anunciantes de Adwords van a disponer ahora de menos espacio para sus subastas.

Es un aviso que nos indica que hay que centrarse más en conseguir visitas y conversiones que en saber cual es la posición de cada keyword.

Es cierto que si tenemos muchas búsquedas para nuestra palabra clave, nos interesa estar primero, pero al final Google va a intentar que esto sea casi imposible, porque si busco algo sobre auriculares y luego sobre viajes a Italia y Google personaliza los resultados porque cree que te va a interesar los auriculares, va a ser imposible detectar a quien le muestra los resultados estándar.

Seguramente Google lo que hace es crear una capa personalizada del usuario sobre los resultados estándares. Google lo intentará combinar como si conversáramos con él. Si hago una búsqueda local de “restaurante” nos mostrará un montón de ellos, pero si tecleo “restaurante en Barcelona” Google va procesando combinaciones de criterios como si quisiera conversar con nosotros. Esta va a ser la línea general, que podamos crear una relación humano-máquina y que Google nos conteste con resultados relevantes para nosotros, ya sean de pago, gratis o de lo que sea.

Hay que centrarse en el usuario y medir a nivel de tráfico, de conversiones y de kpi’s, más centradas en la persona que escribir y verte en tu pantalla. Ocurre que el cliente poco avispado (con todo el respeto) se busca en Google y como siempre se busca y se hace clic, pues siempre aparece el primero.

No hay que olvidar que tratamos con resultados orgánicos que tienen la máxima relevancia cuanto más tiempo pasa. Porque no sólo pasa por lo que Google muestra al usuario, sino como el usuario busca. Si buscamos “tablets baratas Barcelona”, es muy difícil que tres o cuatro usuarios busquen de la misma manera. Uno buscará con “quiero cambiar de tableta”, otro “las mejores tablets más baratas” y les darán otro tipo de resultado. Todo pasa por una cuestión de relevancia y ya no hay que obsesionarse por escribir artículos optimizados para palabras claves. No es necesario optimizar un artículo para cada keyword, repito. Tiene que ser la web relevante para todos aquellos términos que ni tan siquiera incluimos en el texto, que van a ser la gran mayoría.

En un artículo de 5.000 palabras es muy difícil incluir todas las posibles búsquedas de un término concreto sin caer en la trampa de la sobreoptimización. Tenemos que  dar a entender a Google que nuestro sitio es importante, relevante (¡que palabra más pesada!) para las búsquedas que está haciendo y pienso que tiene su interés, porque cuando salgamos en top 10 en primera, segunda o tercera posición, es porque realmente nos han buscado por una cuestión de interés por parte del visitante. El usuario que llegue a nuestro sitio web va a ser más importante que el visitante que llegaba antes del cambio en la forma de buscar de Google.

Hay clientes que reciben muchísimas visitas por día pero no logran vender porque están posicionados para unas keywords incorrectas y muy poco transaccionales. Cuando esas “keywords incómodas” se eliminan de la primera página y entran en su lugar otras keywords más relevantes, el tráfico del cliente se viene abajo. Pero en cambio las ventas aumentan.

Concluyendo. Escribir por lo que realmente importa, que aporte un valor real al visitante y convierta con el objetivo marcado, ya sea una venta, una subscripción o una consulta. Estar posicionado como si de un monolito se tratase va tocando a su fin.

Golpe a golpe, verso a verso. (Así acaba el poema Cantares)

¡Hasta la próxima, amigos!

Artículos de interés

Si te ha gustado comparte en:

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.