Estructura y diseño de un sitio web, ¿qué es y cómo crearla?

Durante la creación o rediseño de un sitio web, es esencial tener una estructura y arquitectura web bien pensada. La realización del plan/esquema del propio sitio suele ser bastante compleja y requiere mucha reflexión, de lo contrario el sitio no será muy intuitivo para los usuarios que la visiten.

¿Quieres crear una nueva página web o rediseñar tu sitio web y ya has pensado en cómo hacerlo?
De hecho, has pensado en casi todo: has recopilado tus contenidos, definido tu público objetivo, tienes buenas ideas de diseño y conoces tus objetivos web.

Puede que incluso hayas empezado a escribir tus especificaciones (o tu resumen del sitio).

Pero aún falta un punto esencial: ajustar la estructura de tu sitio web.

La estructura de un sitio debe pensarse en función de sus contenidos, por supuesto.

Pero hay que ordenar estos datos en función de sus receptores.

Los hay de dos tipos:

  • Visitantes humanos, desde luego: hay que facilitarles la información lo máximo posible y guiarlos, para que lleguen sin problemas a donde quieran que vayan. Me refiero al árbol de la estructura del sitio.
  • Visitantes virtuales: son los robots de motores de búsqueda. Hay que facilitarles la lectura de las páginas web, utilizando su lenguaje y ajustándose a su funcionamiento específico. Esta es la arquitectura del sitio.

Evidentemente encontrarás correlaciones entre las dos audiencias, siendo el objetivo de la segunda, en teoría, satisfacer a la primera.

Cómo estructurar un sitio web: el método

En esta etapa, puede ser útil elaborar un prototipo, un plan visual de la columna vertebral del sitio, para visualizar las cosas de una manera más realista.

Para ello, hay herramientas de mapeo mental gratuitas (o mapas mentales), como Xmind.

O también programas de edición de imágenes, como el interminable Power Point, Balsamiq o Cacoo.

Debes tener cuidado de no tener demasiada profundidad en tu sitio.

Las páginas deben ser accesibles en 3 clics como máximo.

Para sitios web corporativos dedicado a PYMES o autónomos, esto no plantea generalmente un problema, a diferencia de los sitios de comercio electrónico.

Estructura del sitio web: en primer lugar

Asegúrate de haber respondido a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué tipo de sitio web necesitas para cumplir los objetivos de la web? (blog, tienda online, buscadores, galería fotográfica, etc.)
  2. ¿Qué formato de contenido crear para tu público objetivo? Artículos de blog, videos tutoriales, podcasts, ebook, foro…
  3. ¿Cuál es tu punto fuerte en comparación con tus competidores?
  4. ¿Cómo categorizarás tu contenido?

Listado de contenidos para crear la estructura de árbol de la web

Tendrás que enumerar todos tus contenidos, e intentar clasificarlos y asignarles prioridad.

Puedes empezar desde la página principal, y luego entrar en los detalles de las páginas menos importantes, o lo contrario.

Ambos métodos son igual de válidos complementarios.

Crea la estructura de tu sitio: las páginas básicas

En general, un sitio web profesional clásico presentará las siguientes páginas:

  • Página principal: esta es la más importante. Esta es la puerta de entrada a su sitio.
  • Página de “Servicios”: para presentar sus productos o servicios.
  • Página de “Contacto”: es la página que le permitirá hacer el enlace con sus visitantes.
  • Página “Acerca de”: para introducir tu organización.
  • Otras páginas: según tus necesidades específicas.

Diseño de la página

Organiza tu contenido por categorías y subcategorías.

Determina qué páginas son las más importantes y cuáles las menos importantes.

Organizarás tus páginas de acuerdo con tu contenido y tus objetivos en la web.

Por ejemplo, si tienes una tienda online, tendrás que crear un túnel de compras que lleve tranquilamente a los visitantes a la página de pago.
Si tienes un sitio corporativo, la accesibilidad a la información deberá ser lo más fácil posible, a través de la navegación del sitio.

Archivos específicos

Para estructurar adecuadamente tu sitio web, es muy útil crear un archivo sitemap.xml, que ayudará a los motores de búsqueda a encontrar tus páginas, creando un acceso instantáneo a todo el contenido.

Por otra parte, los archivos robots.txt impiden que los crawlers (robots de los motores de búsqueda) no indexen ciertos contenidos.

Crear enlaces internos

Los enlaces internos (interlinking) hacen que tu sitio genere tráfico interno entre las diferentes páginas.

En teoría, cada página debería incluir al menos un enlace a otra página.

Esta es la estructura básica de los enlaces internos.

De todos modos, asegúrate de que la referencia a una página de la web sea relevante para el visitante.

Conclusión

La estructura de un sitio web debe estar bien pensada para mejorar la experiencia del usuario y el SEO.

El mejor momento para crear esta estructura de árbol es obviamente antes de la creación de la página web, pero siempre se puede reajustar si decides trabajar en un rediseño.

Deja una respuesta